Posted by on 21 diciembre, 2016

 

  • Título: Los 100
  • Editorial: Alfaguara
  • Autora: Kass Morgan
  • Leído en formato: Kindle
  • Temporadas: Tres y esperando la cuarta
  • Página oficial de la serie: Syfy ES
  • Vista enNetflix

Te habrá pasado mil veces. Como bibliófilo enganchado a series y cine gritas un gran POR QUÉ a los amigos escritores y guionistas… (véase Juego de Tronos).

Hay que diferenciar muy bien entre las palabras “está basada en” y “adaptación de”, pero lo que ocurre con Los 100 es una especie de «Fan Fiction» a partir de aproximadamente… la sinopsis del libro.

Los 100 Portadas

Pero, ¿puedo preferir la versión literaria?

La respuesta es no. Y como lectora empedernida… duele.

He leído cada libro de esta saga escrita por Kass Morgan y puedo decir que engancha. Sí, necesitas conocer qué ocurre con sus personajes; pero siempre sin cogerle especial cariño a ninguno de ellos.

Está narrado a través de varios protagonistas a dos voces: presente y pasado. Esto nos ayuda a conocer los secretos y razones que provocan la historia que leemos. Y es que, 300 años después de que la humanidad huyera a unas naves espaciales para poder sobrevivir a un cataclismo en la Tierra, envían secretamente a 100 menores de 18 años para saber si el planeta es seguro para la supervivencia de la raza humana. Estos chicos son convictos que vivían confinados en celdas de la nave. Poco importantes para el sistema, ya que están condenados a morir al cumplir la mayoría de edad.

Pero, estas voces y perspectivas solo nos invitan a conocer más del mundo recreado por Morgan, como cuando lees en el periódico una noticia y necesitas conocer todo al respecto. ¿Cómo hemos llegado hasta este punto? ¿Cómo se las apañan unos niños para sobrevivir ahora? ¿Qué hay en la Tierra después de ser devastada por radiación?

Resulta, en mi opinión, una serie de novelas a las que quizá le ha faltado madurez, no llegas a sentirte identificado en ninguna de las situaciones porque no hay cabida para la descripción de las emociones y sentimientos. Con la frase “la cara inundada en lágrimas” no puedo creerme que realmente esté sufriendo, necesito más.

Por otro lado – también algo negativo – es que vemos expresiones y palabras constantemente repetidas y piensas que cada personaje es un A, B y C. Sin evolución ni corazón. Todos hablan de la misma manera y usan los mismos términos.

Es una pena y da mucha rabia. Este tipo de historia aporta grandes posibilidades y al ver cómo no termina de encajar todo… parece más un relato que ha querido acabar con prisas que una escritura de la que realmente estaba disfrutando su autora.

Emociones y personajes más complejos en la serie

Cuando lees a través de un personaje del libro te gusta sentir que estás en su piel, y desgraciadamente, esto no me ha pasado con Los 100.

Sin embargo, en la serie, se han escogido actores que sí expresan esas emociones de las que carece la novela. Esa mirada de Clarke o esas sonrisas confirman que se conmueve por algo más que por la ciencia.

Además, se inventan personajes que le dan ese salseo propio de una distopía juvenil como es el caso de Finn, del que pocos se han resistido a enamorarse. Y Octavia, que es espectacular en la serie y un tanto insulsa en la versión lectora.

Me quedo sin duda con la serie. Aunque, advierto una vez más, no tienen nada que ver los libros con su adaptación. 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Comentarios

Escribe el primer comentario.

Deja una respuesta


Puedes utilizar: HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*